Apricity

Hasta nunca 2017

No tenia pensado publicar nada hoy, pero llevo una mala racha y necesito ponerle punto y final urgentemente. Digamos que escribir me ayuda a ordenar mis problemas y me hace que aquello que parece una montaña no es más que un grano de arena, por lo que es una buena manera de pasar pagina y despedirme de todo (toda) lo (la mierda) que he ido arrastrando durante este último año.

Este 2017 ha sido un año bastante malo y la razón principal han sido los estudios. Lo mal que me va en estos me condiciona muchísimo animicamente y me hace sentir constantemente decepcionada y enfadada conmigo misma. No puedo dejar de pensar en que no consigo ponerme al nivel de quienes me rodean y eso me produce malestar. 

Empecé el curso con bastante ánimo, llevándolo todo al día, estudiando diariamente y totalmente involucrada en mis estudios. Y aunque en algunas materias obtuve buenos resultados en otras, no sé por qué, empeoré. Acostumbro a decirme a mi misma, para animarme, que no pasa nada, que tengo todo un curso por delante y que si bien no puedo mejorar lo que hice puedo trabajar en mis errores y hacerlo mejor la próxima vez. Pero me está resultando muy muy complicado a la práctica, pues el desanimo que llevo encima me está haciendo odiar total y profundamente lo que estudio. Ponerse a estudiar es un auténtico suplicio, a los diez minutos de ponerme en ello me siento fatigada y desganada y llevo los últimos meses detestando absolutamente todo lo que estudio y sintiendo cero interés por las materias que curso. A todo esto destacar que no por desagradarme lo que hacía reduje la cantidad de tiempo que le dedicaba, por lo que cada día lo detestaba con más y más intensidad (digamos que dedicarle bastantes horas diarias, entre colegio y el estudio en casa, a una actividad que detestas no lleva a la reconciliación). Me he convertido en una de esas personas que estudia por autoimposición y para tener algo de lo que comer cuando sea mayor sin sentir ningún tipo de interés por lo que estudia. Literalmente, he empezado a estudiar con el único fin de sacarme los trabajos, los deberes y los exámenes de encima.

Yo no era así y esto no es lo que quiero para mí, no quiero meterme en una carrera que me sea indiferente y no quiero convertirme en esos adultos desencantados con el mundo; frustrados consigo mismo por no haber hecho otra cosa de su vida. También me he estado preguntando qué quiero que sea mi vida, qué me hace feliz y qué quiero que llene mis días. No lo sé. Tampoco sé por qué me preocupo tanto si esto es sólo un bajón "temporal", por qué no puedo disfrutar del momento, por qué dejo que los estudios me produzcan tal angustia. Recordarme que soy más que una nota no me consuela, porque a la practica no me lo creo y porque ahí fuera las cosas no funcionan así. No sé hacia dónde me dirijo, pero me desagrada el camino y no creo que la meta no lo compense. 

A nivel personal siento que nada de lo que consiga me va a satisfacer. Es cómo si tuviera un gran vacío en el pecho y no pudiera llenarlo con nada de lo que tengo a mano. Vivo angustiada porque me gustaría ser diferente, sentir que tengo gente en la que apoyarme, ser capaz de sentirme agradecida por lo que tengo, dar más de mi y esas cosas. Me siento lejos de quiénes me rodean, me siento lejos de mí, de entenderme, de conocerme, de sentirme realizada, de conseguir algo que valga la pena. No sé por qué no puedo disfrutar de esto y odio ver cómo pasa mi vida de esta forma, fallando en cada intento por parar la rueda de insatisfacción en la que vivo.

Necesito, que este año sea diferente y esto no va suceder por las buenas. Así que intentaré sacarme de encima la idea de que no he hecho más que fracasar e invertiré más tiempo en dar más de mi y menos en llorar y revolverme en mi apatía, mis penas y mis frustraciones. No es que la idea de aplazar mis inseguridades y mis miedos en vez de afrontarlos me agrade pero no conozco otro modo de "funcionar".

En definitiva, llevo una temporada  baja de ánimos (creo que ha quedado claro) y necesito dejarla de lado para poder centrarme en lo que sí estoy a tiempo de hacer. Sin embargo, aunque consiga sacarme este año con la nota que me propuse y entrar dónde quiero, me preocupa que el hecho de que si no consigo arreglar el vacío que tengo dentro no sea suficiente. Me da miedo sentir que un día despertaré y me daré cuenta de que he vivido una vida vacía por tal encajar en un sistema que no me satisface.